EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

domingo, octubre 19, 2014

¿qué tiene de incoherente que se tambalee un espectáculo edificado sobre un toro que se cae?

LA CORRUPCIÓN TAURINA
Monopolios, chantajes, drogas, sobornos, procesos ilícitos, corte de pitones,limitaciones de quites,la ausencia de sorteo. En una palabra corrupción.
No es de hoy. Es desde que el dinero empezó a rodar por los callejones y patios de cuadrillas. Es desde que el ganadero, base de la fiesta de toros, es el último en el escalafón de la jerarquía taurina. No manda nada, y para no comerse a sus toros con patatas tiene que sujetarse a un público que no sabe aquilatar lo que ve.... porque no es aficionado. Y tiene que entregarse a las exigencias de los apoderados, que a su vez "cuidan" a sus figuras, porque en la cama no les dan dinero. Por su parte, los apoderados están a las órdenes de los empresarios. A no ser que representen los intereses de un mandón de taquillas.  A  no ser que el empresario sea parte de un "trust". Entonces vuelven a cambiarse los papeles. Todo es de opereta.
Y se mantiene a flote gracias a la facilidad con que se crean ídolos de barro, amamantados con propaganda y mantenidos con plumas que no saben lo que escriben o son sencillamente deshonestos.  
Dicen que los ganaderos crían toros comerciales.Los crían , sí, porque el público, los apoderados,las empresas y los toreros lo exigen. (por supuesto, generalizo;no estamos aquí para referirnos a pocas y honrosas excepciones). Y venga a rodar el dinero, hecho una bola de nieve que aumenta conforme pasa por plazas, de feria en feria,recogiendo orejitas para la bola de intereses. ¿Y qué decir de los trofeos estilo Disneylandia?. En nuestro mundito comodín hemos descubierto que es una tontería morirse antes de recoger los laureles. ¿Que antaño se morían de hambre los genios? ¿Que a menudo sucumbían sin conocer el delicioso sonido de las palmas?. ¡Tonterías¡. Hoy somos más sensatos. La consagración de esos tiempos sería imperecedera pero post mortem y de rendimiento nulo. Nosotros hemos instituido consagraciones útiles, estilo Siglo XX, brillantes y coloridos, como el plástico. Y los distribuimos a granel. Hasta suelen haber más premios que premiados. Y eso que hemos inventado a toda clase de "genios". Tenemos a mis Mundo, mis Dueña de Casa, mis Pasta Dentífrica, mis Azafata, etcétera, etcétera. Y damos premio a la mejor vaca lechera, el mejor canario cantador,, el mejor toro de lidia y .....la lista no tiene fin. Y es que nos saca de quicio pensar que en una época tan sabia como la nuestra, pudiera pasar inadvertido un genio.
A todo esto, vivimos en el aire. Inconscientemente estamos navegando con los astronautas, dando maromas sin esfuerzo. Porque no tenemos la noción de la gravedad de las obligaciones a que la nobleza obliga.
Todo lo expuesto sería un mar de facilidad si no existiera la VERDAD. Esa VERDAD que de cuando en cuando sacude el Universo en catástrofe tremebunda, que sirve para recordarnos que NO vivimos en un Edén, Contra ella-la VERDAD- se estrella ahora la bola de conveniencias taurinas. Y están rebotando sus entrañas. Y se está viendo de lo que está hecha y la gente se está alejando de los tendidos. A muchos sorprende la crisis de la fiesta, tan evidente en la reciente temporada española. Pero a otros, que la han visto venir, no les parece raro. En efecto:¿qué tiene de incoherente que se tambalee un espectáculo  edificado sobre un toro que se cae?
                                                                                                 Lisboa, 1972.

Fuente: ¿Porqué vuelven los toreros?.Conchita Cintrón. Editorial Diana México, 1978. pp 156-158

Texto transcrito in extenso del libro citado, gracias a la cortesía de nuestro dilecto amigo Germán Urrutia Campos.

1 comentario:

  1. Hoy se escribe mucho de toros pero a la prensa le falta credibilidad e independencia.Los pseudos críticos la emplean como fuente de ingresos y no al servicio de los lectores y aficionados.No defienden al toro y los abusos que se cometen.Por eso el rechazo.
    E.A.V.

    ResponderEliminar