EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. Corrida Concurso VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

domingo, agosto 12, 2018

CORRIDA DE LA INDEPENDENCIA 2018: PARTE I


Bonita lamina, y un par de perchas bien puestas
"Encendido" Nº 663, ganadería colombiana Guachicono (Torrestrella), abrió plaza y fue lidiado por Ramsés: Corrida de la Independencia 2018, Plaza de Toros Marruecos, Puente Piedra- Bogotá - Colombia.
Encendido, primero de la tarde  a su salida de chiquero
Capotasos de recibo algo despegados 
Arrancándose al primer puyazo
Segundo puyazo trasero
Tercer puyazo que quedó en tentativa 
"Encendido" humillando y exigiendo temple
Ramsés tomando precauciones
Una vez más dejándose puntear los engaños
Perfilándose
Ramsés, tapándole la cara y saliéndose de la suerte
Estocada efectista



lunes, julio 30, 2018

La Corrida de la Independencia, basada en el modelo francés de autogestión

Bogota - Colombia

Tras el sonado éxito de 2017, un grupo de aficionados bogotanos organiza el festejo por segundo año consecutivo. Se unieron y se aventuraron inspirados en el modelo que tan buenos resultados da en Francia, siempre con el TORO como principal protagonista. Hablamos con una de las organizadoras de la corrida.

A este lado del charco aún existimos aficionados que creemos en la diversidad de encastes así como que es el TORO ÍNTEGRO, ENCASTADO y con PODER el que dota de contenido e interés a la tauromaquia gracias a la emoción que proporciana. También admiramos a los TOREROS VALIENTES que hacen bien a la Fiesta plantándole cara a todo tipo de encastes. Por el contrario, estamos hartos de modelos de gestión en los que mandan los empresarios, que a la vez fungen de apoderados de “figuras” y en la mayoría de las veces están muy vinculados a ganaderías de cuño bodeguero, en lo que junto a una “prensa complice” constiuyen el imperante cártel nauseabundo, en el que todos ganan y el TORO es el gran perdedor de su gloria.
Frente a esta monotonía imperante, modelos de autogestión llevados a cabo por los propios aficionados en las plazas francesas de Vic Fezensac, Parentis En Born y Ceret, resultan altamente atractivos porque antes que el lucro lo que los aficionados buscan es la autenticidad de la fiesta en sus tres tercios, con el TORO como principal protagonista y baremo ante el cual se midan los méritos de los MATADORES.
En Suramérica este virtuoso modelo de gestión viene siendo empleado por un grupo de aficionados bogotanos que por segundo año consecutivo, tras el sonado éxito del 2017, organizan la “Corrida de la Independencia” en la Plaza de Toros de Marruecos, ubicada en la localidad bogotana de Puente Piedra. 
Jeanine Saab, aficionada y organizadora de esta inmejorable iniciativa, al respecto comenta lo siguiente: “La Corrida de la Independencia nació de un proceso de ideas que se dio a raíz de la temporada de Bogotá a principios del año pasado. Al ver el gran triunfo de Mondoñedo en dicha temporada, José María Serna, abogado y gran aficionado a los toros, decidió hablar con el ganadero con la intención de lidiar al toro sobrero a puerta cerrada. Cuando se enteró que quedaban aún 4 toros de la misma camada, las cosas cambiaron, y después de analizar la situación decidió dar una corrida de primera categoría para la afición bogotana, la llamada “Corrida de la Independencia”. Este nombre no viene solo, tiene un peso histórico muy importante en el que se basaron para llevar a cabo este festejo. En el año 1810, tan sólo 9 días después de la independencia de Colombia, los Próceres de nuestra patria decidieron dar una corrida de toros en honor a lo que habían logrado. Se llamó la Corrida Republicana. Y el 29 de julio del 2017 se repitió la historia. Los organizadores de este evento escogieron este nombre para recordarles a los colombianos que la tauromaquia también pertenece a nuestra cultura, historia y tradición.
Habiendo establecido todo lo anterior, y siguiendo los modelos de los aficionados taurinos en Francia, José María invitó a varios amigos y conocidos a invertir en el proyecto. Esto resultó en un grupo de 23 inversionistas de no más de 26 años, e incluso varios aún del colegio. Juntos, lograron reunir el capital suficiente para organizar la corrida, dejando a José María como el empresario encargado, dada su experiencia con la temporada de Puente Piedra en el 2016. 
Un año después del gran triunfo de la Corrida de la Independencia 2017, los jóvenes empresarios se reúnen nuevamente para invitar al público colombiano a su segunda edición. Este año la corrida trae nuevas ideas para brindar la mejor experiencia posible a los aficionados, principalmente, el concurso de ganaderías entre Mondoñedo, Guachicono y Achury Viejo, que aporta gran emoción y expectativa entre los taurinos. Además de esto, se vuelve a presentar un español en el cartel, Alberto Lamelas, maestro en la lidia de corridas duras y fenómeno de la afición francesa, una cara nueva y refrescante para el público colombiano. Acompañándolo estarán Ramsés y Juan de Castilla, máximas figuras del toreo nacional”.
Ejemplar de GUACHICONO
Ejemplar de MONDOÑEDO
Ejemplar de ACHURY VIEJO
No queda más que felicitar a este grupo de buenos aficionados colombianos por dotar de decencia la tauromaquia a lado del charco. Desearles muchos éxitos en el desafío ganadero del próximo 11 de agosto; y que el modelo adoptado sirva de ejemplo para que aficionados de Lima, México, Ecuador y Venezuela también puedan demostrar que otro tipo de fiesta SÍ es posible.

Pocho Paccini Bustos.

Fuente:

sábado, julio 28, 2018

14 CORNADAS QUE PUSIERON LA VIDA DE ANTONIO ORDOÑEZ, EN MANOS DE DIOS


"Porque hay una gran verdad en el toreo, y es que en la simple y no deseada posibilidad de la muerte, tiene el Arte del Toreo su más firme garantía de perennidad."
La cornada en Tijuana- México

Lgloria torera no se entrega con facilidad. Su áspero camino queda marcado frecuentemente por un reguero de sangre.


Porque hay una gran verdad en el toreo, y es que —con polémica o sin ella— en el riesgo, en el peligro, en la simple y no deseada posibilidad de la muerte, tiene el Arte del Toreo su más firme garantía de perennidad.
Cogida inmisericorde haciendo obras de misericordia en un festival de Málaga  
Conviene recordar esto —porque somos propicios a olvidar— cuando tenemos la tentación de ser injustos con los que están en la cumbre, cuando nos asalta el deseo de derribar ídolos, cuando sentimos irritación por lo que se nos antoja dinero ganado con facilidad y sin esfuerzo. En el toreo no se regala nada a nadie. Los puestos en el escalafón se ganan por categoría artística dentro de un firme basamento de valor personal; porque sin valor no hay quien se mantenga con gallardía delante de un toro. Y el valor —el estarse quieto cuando pasa el toro- se paga muy caro en monedas de dolor.

Cuando alguien se pregunta qué le sucede en el momento actual a Antonio Ordóñez, nosotros hallamos, en una rápida ojeada a nuestro archivo, catorce razones fundamentales para justificar un momento de pasajero desfallecimiento; catorce cornadas graves, escalonadas en una vida de triunfos; catorce cheques firmados con sangre para comprar algo que los demás no pudieron lograr: un puesto en la cumbre.
En compañía de Carmina
Por lo demás —la historia se repite—, con Antonio Ordóñez sucede lo que con todas las grandes figuras de la historia del toreo. ¿Es que no recordamos los finales de «Lagartijo»? ¿O el desánimo —«no me retiro, me echan»— del «Guerra»? ¿O la bronca inmensa a «Gallito» en Madrid en la víspera de su muerte en Talayera? ¿O la estúpida obstinación con que se silbaba a «Manolete» antes de quedar todos estremecidos por la tremenda palidez de Linares?
El público —enemigo de los toreros, a los que aúpa sin criterio y derriba sin memoria— ha emprendido una vez más su tarea iconoclasta. No se resigna a que el toreo de Antonio Ordóñez, cuando está en su sitio, sea una maravilla creacional, un saber hacer poético, una facilidad inasequible a otros. El público es insaciable y quiere conocer las razones por las que Antonio Ordóñez no se encuentra en su momento. 
No lo salvó ni el consabido rinconcito
Para aclararle los conceptos, traemos el recuerdo de otros instantes menos fáciles, menos despreocupados. El recuerdo de catorce cornadas sembradas por el mundo —Sevilla, Lima, Castellón, Méjico, Málaga...—, que pusieron la Vida del diestro en las supremas manos de Dios.
Camino al avión, lo acompañan José Rueda y Pepe Luís Vázquez  
La crudeza del toreo, el costo de la gloria
Fuente: Semanario gráfico de los toros, El  Ruedo, Madrid  06 de setiembre de 1962. Nº 950. AÑO  XIX.

jueves, julio 19, 2018

CERRO DE SAN ALBIN Nº 21 Año 2017

Cerro de San Albín”, revista de la Asociación Cultural Taurina Cerro de San Albín, recomendable trabajo producido por Pedro García Macías y su equipo. Referente obligado que los aficionados a la FIESTA DIGNA E INTEGRA agradecemos y alentamos a no cejar en la lucha contra la "fiestecilla circo" que pretenden imponernos los trinqueros del taurineo actual con sus figurines y "bovinos de granja" bajo el brazo.
Para leer la Revista Cerro de San Albín, pinchar sobre el enlace

domingo, julio 08, 2018

La ruta de la Tartanilla: 03-07-2018

Cosillas para reflexionar, cosillas de la tierra, la fiestecilla circo, dialogo entre los aficionados Pedro García Macías y Toni Hernandez quienes entre otras temas abordan sobre la reaparición del místico JT.

martes, julio 03, 2018

ANTONIO ORDOÑEZ : ACHO 1962

"Faena al toro "Anda Mucho" de la ganadería Las Salinas, Se vistió de negro y plata. Fue la tarde del 1 de noviembre de 1962 en que le cortó la coleta Don Fernando Graña Elizalde. Ejecutó unas verónicas vistosísimas plenas de señorío y belleza. Faena de muleta plagada de armonía,hondura y clasicismo. Con la espada hizo la suerte de matar recibiendo y después fue una entera."  El Moro.
Semanario gráfico de los toros, El Ruedo Nº 967. Madrid, 03 enero 1963. Año XIX

domingo, julio 01, 2018

VEA Y JUZGUE

Esto, amigos, es TOREAR. Un "gran" pase, al que aplauden los ángeles. La fiesta alcanza  la hondura de un solo aliento. TOREAR un toro es HEROICIDAD alegre, artística; la corrida, si NO tiene TORO, no tiene NADA, ni heroicidad ni arte. La foto, habla sola, y nos callamos para no caer en ese cacareo trivial del que tanto se ha abusado.Todo se puede decir, sin protesta de nadie, cuando se sabe decir.

viernes, junio 29, 2018

La ruta de la tartanilla : 26-06-2018

Una semana calurosa, pero la ruta puede con todo. Pedro nos deleita una hora más con su programa elaborado como no lo hacen los mejores medios de comunicación. Para ello tenemos las secciones semanales incluida la píldora que el amigo Enrique nos administra cada semana.

miércoles, junio 27, 2018

CITANDO AL TORO


TOREAR
La muerte por la cintura. Parar, templar y mandar en patética escultura.
Juego a muerte en el que el hombre jugando mata a la muerte
sin que la muerte se asombre.

PARAR
Quietud estática, figura petrificada en que el toro corre a estrellar su bravura.
Señorío, majestad,
los pies clavados en tierra, coraje, serenidad.
TEMPLAR
Viene cegada la fiera
por la sangre que le hierve en su alocada carrera.
Pero el engaño la frena y, distrayendo su afán, gira lento por la arena.
 
MANDAR
Besa la arena, se eleva,
el engaño viene y va.
Giro nuevo, estampa nueva.
Y subyugada y vencida, sigue la fiera la tela engañada y sorprendida.
 
¡TOREAR!
La muerte por la cintura. Parar, templar y mandar en patética escultura.

¡TOREAR!

Fuente: Citando al toro. Poemas. Mari Cármen Feria Carot. 

domingo, junio 24, 2018

LA PRENSA Y LOS TOROS: Alfonso Navalón Grande (+)

Artículo de Alfonso Navalón, que sacamos a pasear, tras la nauseabunda actuación de los locutores del Canal de Toros de Movistar, que obliga a que los abonados exijan su dimisión por falta de objetividad y profesionalismo  o en su defecto darse de baja . 

LA PRENSA Y LOS TOROS
La reciente destitución de Fernando Fernández Román, como responsable de los espacios taurinos de Televisión Española, ha sido silenciada o tergiversada sospechosamente por los medios especializados, con lo cual, se viene a demostrar que, la mayoría, también están pringados por ser encubridores de algo que debe denunciarse, tratándose, sin lugar a dudas, de dinero público. Se ha dicho, tendenciosamente, que el palabrero Fernández había sido separado del cargo por motivos “políticos”, como si los nuevo dirigentes de TV fueran enemigos de los toros y actuarán contra la Fiesta. Sin embargo, la explicación oficial, a pesar de que su antigüedad iba por otros derroteros, el palabrero, ha sido destituido por haber perdido la confianza de la dirección. Pero vayamos al grano y sin tapujos.

El palabrero Fernández ha sido destituido, en primer lugar, por su incompetencia probada y manifiesta, dada la escasísima audiencia de sus programas. También es notorio que,  en la mayoría de las retransmisiones, los televidentes, en un gran porcentaje, le quitaban la voz a los televisores para no escucharle; primero porque, las imágenes que estábamos viendo, no se ajustaban a la realidad de lo que este pobre hombre decía. Eran todas grandilocuencias del pastelero locutor y, sobre todo, por no escuchar la cantidad de estupideces que decía cuando, después de tantos años viendo toros, cada día, acreditaba su torpeza. La otra razón, ha sido piadosamente ocultada por los responsables de TVE porque, al investigar las cuentas y el manejo del dinero, era imposible justificar los desmesurados gastos. Aquí pecaron de ingenuos los censores de cuentas porque, bastaba con observar los escandalosos signos de riqueza externa para darse cuenta que, ese tren de vida del Palabrero Fernández, era insostenible con un sueldo oficial, por generoso que fuere. Sin ir más lejos, un coche fastuoso que está al alcance de muy pocas fortunas. Todo el mundo sabía de los manejos y chanchullos del palabrero Fernández, pero como había “entendimiento” y convenios soterrados con sus anteriores jefes, todo quedaba entre los que ordeñaban la vaca.

Por otra parte, los millones destinados a la retransmisión de las corridas, daba también un saldo ruinoso para el Ente Público, y bastaron unas simples averiguaciones para comprobar que el dineral destinado a ciertos pagos, se perdía por otros caminos.

Por todo lo cual, al vanidoso palabrero, muchísimo más tonto que Molés, lo quitaron de en medio. Pero inexplicablemente, le dejaron el sueldo de Radio Nacional de España, donde es notorio que no da un golpe al agua, ni hace nada, por supuesto. Mientras los demás hacen el programa, él se encierra en su despacho para escuchar discos de flamenco. Sin embargo, se le está consintiendo un último mangoneo para llevarse un dinero haciendo “boletines” en determinadas fechas.

El “boletín” a que aludo, es un escueto resumen de la corrida, con lo que justifica gastos de desplazamiento, hoteles, etc. Solicitó y le concedieron semejante trabajo en Valladolid, donde siendo su casa, también justificó los gastos de alojamiento. Pasó a Albacete y, más tarde, a Zaragoza. No me explico como en TVE, mandan dos funcionarios para hacer el mismo trabajo, puesto que, a esas ferias, también se trasladaba el engominado Villasuso, con la misma misión.

El caso es que, el tal palabrero, ha “ganado” más que la mayoría de los toreros y, por supuesto, que algunas primeras figuras de la torería andante, organizando el cambalache de las retrasmisiones y paseándose en un cochazo de nuevo rico, sin contar sus conocidas inversiones en otros negocios y propiedades. De todos modos, el palabrero, se ha ido por la puerta falsa, después de agotar todas sus influencias con políticos que hasta ahora, le habían protegido.

Porque, si los cronistas taurinos se dedicaran a informar, bastaría con tirar un poco de la manta para saber la significación de algunos cómplices y encubridores, que también sacaron tajada por darle el visto bueno a esas cuentas que, nada tienen que envidiar a las del Gran Capitán.

Y, precisamente, ese silencio de la prensa taurina ante semejante escándalo, dice bien claro y descubre la inmoralidad de la mayoría de los cronistas actuales que deforman la verdad y prestan apoyo a quienes viven de engañar al público, colaborando, servilmente, con los que se llevan el dinero de las taquillas. Hace muy poco, se ha descubierto que, cierto cronista de un periódico conservador  -y no hace falta dar el nombre-  sin más méritos que llevar el apellido de su padre -¿queréis más datos?-  y de su abuelo, hace con los toreros lo que se le llama “ ajustes por temporada”, llevándose un montón de dinero a espaldas de su periódico; es decir, ya lo saben todos ustedes.

Antes, los trincones, pagaban al periódico parte de lo que robaban a los toreros. Ahora, ese niñato de que hablo, se lo lleva crudo y, encima, se hace pasar por honesto. Pero él solito se descubre porque, basta con ver como trata a César Jiménez para comprobar que este torero, se negó a pagar el “impuesto revolucionario”. Convengamos que, César Jiménez, no es mejor ni peor torero que otros a los que les dedica elogios a mansalva. Y, sin embargo, el niñato, lo destroza, incluso cuando dicho torero sale a hombros.

En el atraco a César Jiménez, coincidió con Molés, en el primer año en que el chaval empezó a torear un elevado número de corridas. La cifra de Molés era mucho más alta que la del niñato del periódico monárquico. El chico, les contestó a los dos lo mismo: “Estoy empezando y, ese dinero no lo he visto nunca junto en toda mi vida de torero. Si me hubieran pedido un par de millones….. de las antiguas pesetas….. pero ese dinero no está a mi alcance; lo siento mucho”

Desde entonces, Molés y el hijo de aquel melindroso chaquetero que colaboró con Chopera, para acabar con la andanada del 8 y darle el mando de las Ventas a los del clavel, ponen a César Jiménez a escurrir, en todas sus crónicas. Esto nos da una idea de la corrupción que existe entre la prensa taurina, donde los honrados, se cuentan con la mitad de los dedos de una mano, para los cuales me honro en escribir. Murió aquel hombre honrado y sabio llamado Vidal que, para dicha mía, conté con su amistad y su cariño y, ahora, estos tipos que aludo, se han hecho todavía más descarados y más prepotentes. La época de los sobres ya pasó. Ahora manda el cheque. Estas sanguijuelas de la crítica aquí aludidas, se llevan un montón de millones todos los años, todo ello, por ocultar la tremenda decadencia del toreo y sus gentes.

La historia del prostituto Molés es sobradamente conocida por todos. Empezó en el diario Pueblo mangando mil pesetas por corrida y tarde, cuando su jefe, Gonzalo Carvajal, tenía la tarifa de diez mil pesetas. Se abrió paso en el humillante oficio de servir, como negro, a Mariví Romero, cuando su ilustre padre la metió en el periódico y en televisión. El Fenicio Molés escribía las crónicas y los guiones y, cuando despareció el poder de don Emilio Romero, a su hija y benefactora, la dejó tirada.

Conservo las crónicas escritas con la misma máquina y en el mismo papel timbrado del Hotel Astoria de Valencia, donde Molés escribía dos crónicas de la misma corrida, aunque una, la firmaba como Mariví Romero. Molés es mucho más ladino y más habilidoso que el fantasmón del Palabrero. Es un especialista en el pelotilleo y, se da el caso que, publica, en un periódico de Salamanca, el mismo artículo que le sirve de editorial en la cadena Ser y en otras publicaciones donde imparte su “maestría”.

Es como un gitano que cambia varias veces la misma burra. Se da por cierto que, un modesto torero salmantino -tampoco hace falta dar el nombre- ha tenido que pagar cuatro millones de pesetas por “cuidarle la temporada”. El chico sólo ha toreado veinte corridas de toros y, con semejantes ingresos, ya podemos hacernos una idea de cuanto le habrá quedado, tras todos los gastos y, como explico, haber pagado el “impuesto revolucionario”. Imaginaros cómo será el sablazo a los que torean más de cincuenta corridas de toros. También, con semejante personaje, la ostentación de riqueza es escandalosa. Otro cochazo de súper lujo y, un piso de más de trescientos millones de pesetas que, unido a su tren de vida, dan la medida del personaje.

Todo esto, me ha pillado ya demasiado viejo y, ante todo, demasiado vago y hastiado de tanta inmundicia del periodismo taurino. Hace diez años los hubiera mandado todos a las cloacas. Pero estoy cansado y no es cosa de volver a empezar como en los años sesenta donde, entré en Informaciones en el mes de abril cuando sólo tiraban siete mil ejemplares y, en octubre del mismo año, sobrepasábamos los cincuenta mil ejemplares cada día que salía el sol, precisamente, cuando ser periodista, era una profesión honrada y todos luchábamos en defensa de la verdad.

Claro que, para todo esto, entonces, teníamos el apoyo de editores y directores que apostaban por una ética que ya no existe. En mi época, se acabó con Manuel Lozano Sevilla que, robaba a los toreros amparándose en su condición de taquígrafo de Franco. Ahora, con la democracia, nadie persigue a los depredadores. Y la fiesta se hunde mientras ellos amontonan riquezas, de forma ilícita, tal y como queda explicado.

AutorAlfonso Navalón - Crítico taurino, único e irrepetible

Fuente: http://www.opinionytoros.com/division.php?Id=5 

jueves, junio 21, 2018

La ruta de la tartanilla : 19 - 06 - 2018

Esta semana, Enrique Martin y su píldora; además Pedro García Macías y Juan Hernán (Toni), opinan sobre el inefable serial Isidril 2018.

sábado, junio 16, 2018

La ruta de la tartanilla : 12 - 06 - 2018

Esta semana, dialogan entre aficionados Paco Cañamero, Toni Hernández y Pedro García Macías  
Tauromaquías de Castilla, última obra  de Paco Cañamero 
"La ruta de la tartanilla": programa del 12 - 06 - 2018
     

"La ruta de la tartanilla": programa del 05 - 06 - 2018