EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

martes, diciembre 23, 2014

FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2015

El DESJARRETE DE ACHO desea que en esta NAVIDAD la unión reine en el corazón de sus seguidores y amigos; y que la paz alegre sus corazones.
Al empezar el nuevo año, EL DESJARRETE DE ACHO desea que el 2015 sea para todos próspero y feliz; para ganaderos honestos, toreros serios, empresarios responsables y aficionados que amamos al TORO y la fiesta, pedimos la mayor suma de venturas.
Por una vez el toro salta a la arena anunciando felicidad para todos, y por muy seria que tenga la cara, sin malas intenciones para nadie.


Pocho Paccini Bustos, Lima 23 -12-2014.

lunes, diciembre 15, 2014

CUENTOS DE VIEJO MAYORAL : "RECUERDOS DE GAONA"

"De cuantos toreros mejicano he visto hasta el momento presente, ninguno valía para descalzar a Gaona, cuya finura toreando era comparable a la de cualquier espada andaluz... !Que diferencia entre las gaoneras de Gaona y las de los que no han visto a Rodolfo ni en pintura¡........"
Fuente: Semanario gráfico de los toros El Ruedo, Año X, Madrid 19 de noviembre de 1953, n° 491

domingo, diciembre 14, 2014

"PRIMAVERA" EN EL "OTOÑO" DE ANTONIO BIENVENIDA

HaceHace 50 años 

La tarde histórica de San Sebastián de los Reyes

Con este titulo encabezó su crónica en ABC Díaz Cañabate al reseñar la corrida celebra la tarde anterior en San Sebastián de los Reyes, una crónica que cerró con una frase que es casi un epitafio: "El arte cuando es puro es eterno". Que fue algo del todo excepcional lo acreditan las palabras del Papa Negro, cuando al felicitar a su hijo Antonio le reconoció que "he visto torear como yo soñaba el toreo". Cañabate se niega a pormenorizar lo ocurrido aquel 5 de septiembre de 1964, porque aquella faena no fue una sucesión de muletazos, sino que nació "tan pronto un natural, como uno en redondo, como un ayudado por bajo, como uno de pecho, como uno por alto. Todos ellos unidos, ensamblados, arraigados en una unidad, en un conjunto, formando un ramillete, formando un manojo de belleza".

"Ya puedo morir tranquilo, porque he visto torear como yo soñaba el toreo", le comentó el Papa Negro  su hijo Antonio, cuando volvió al callejón después de la lidia de “Parlador”, del hierro de “Cerralto”. Era el 5 de septiembre de 1964. El escenario, San Sebastián de los Reyes. Y en efecto, aquello fue como una nueva primavera en el toreo.

Precisamente por ahí iba el título que Antonio Díaz-Cañabate escribió para su crónica en ABC: “Primavera en el otoño de Antonio Bienvenida”. Se lidiaba aquel 5 de septiembre una corrida de los hermanos Cembrano, con el hierro de Cerroalto, en la que adquirió el grado de matador de toros el venezolano Ramón Montero “Maravilla”, siendo testigo Victoriano Valencia, entrado a última hora por cogida de “El Viti”. Tras un preámbulo extremadamente critico con lo que habitualmente ve en los ruedos: “Me desespero. Me aburro –escribe—en medio de ovaciones sin cuenta. Me abruman cuánta oreja, cuánto rabo, y qué poco toreo.( ….) Esto no es torear. Torear es la faena de  muleta realizada por Antonio Bienvenida al cuarto toro”.

El relato que el cronista no deja lugar a dudas. Comienza situándonos en el contexto de los hechos: “Antonio Bienvenida se encuentra en el otoño de su vida de torero. Pasó la primavera novilleril. El verano, plenitud de matador de toros, pasó. Se anuncia el otoño. Antonio Bienvenida entra en él sin la fatiga ni los calores estivales, y los ardores primaverales. Entra ligero de cuerpo y de espíritu. Terribles tormentas le cercan, pero no le contaminan. Fuegos de artificio deslumbran ojos incautos, pero deja a los suyos intactos. Ojos que han visto el toreo. Ojos que conocen el toreo. Y sigue su camino otoñal. ¿De cara al invierno? No. De cara a la primavera. Antonio Bienvenida sabe que en el otoño cabe la primavera, que en el otoño también florecen las rosas. Y Antonio Bienvenida ha realizado una faena de muleta de primavera en el otoño”.

“¿Como fue?”, se autopregunta de seguido el cronista. Su respuesta no deja espacio para la duda: “No me pidáis descripciones imposibles. Fue un florecimiento, no de unas rosas, sino de un pensil. Se abrían los capullos de los pases. Se abrían como si la muleta fuera una varita mágica. Que alumbraba tan pronto un natural, como uno en redondo, como un ayudado por bajo, como uno de pecho, como uno por alto. Todos ellos unidos, ensamblados, arraigados en una unidad, en un conjunto, formando un ramillete, formando un manojo de belleza, la belleza del ritmo que acompaña, de la serenidad que entona, de la elegancia que engrandece, del temple que suaviza, de la majestad que sublima y de la gracia que embelesa. ¡Torear! ¡Dios mío, torear! Lo que uno no ve nunca. Primavera en otoño. Primavera del arte en el otoño de la vida”.

Más adelante escribe Cañabate: “Mató de media delantera y le concedieron las orejas y el rabo. Yo que Antonio Bienvenida, con toda humildad. Pero también con todo orgullo, hubiera rechazado tales recompensas, buenas para lo falso, mezquinas para la verdad. No se puede pagar igual el oro que el plomo. Aunque a veces el plomo valga más que el oro”.
Le quedaba al maestro la conclusión de su crónica. Le bastaron dos líneas de periódico, nada más. “Antonio Bienvenida: En ti se confirma la regla. El arte cuando es puro es eterno”.
Y es que acababa de ver la que el propio toreo consideró siempre la mejor faena de su vida, la plasmación perfecta del concepto del toreo que le inculcó su padre, Manuel Mejías “Bienvenida”. Lo cuenta muy bien Vicente Zabala en su libro “Hablan los viejos colosos del toreo”, un trabajo periodístico y literario que leído con el paso de los años recobra nuevos valores. De aquellas conversaciones, extrajo una gran verdad: “Antonio no entendía el toreo de otra forma que no fuera como arte. Se lo habían inculcado desde niño”. 

miércoles, diciembre 10, 2014

FELIZ CUMPLEAÑOS, MAESTRO ""TONI""

Le toca a Ud., Maestro
Eneko Andueza y Pedro García Macías, aficionados
“Hay gente que con solo decir una palabra enciende la ilusión y los rosales, que consólo sonreír entre los ojos nos invita a viajar por otras zonas, nos hace recorrer toda la magia….hay gente que con sólo dar la mano rompe la soledad, pone la mesa, sirve el puchero, coloca guirnaldas, que con sólo empuñar la guitarra hace una sinfonía de entrecasa…hay gente que con sólo abrir la boca llega hasta todos los límites del alma, alimenta una flor, inventa un sueño, hace cantar el vino en las tinajas y se queda después…como si nada. Y uno…, uno se va, de novio con la vida, desterrando la muerte solitaria, porque sabe que a la vuelta de la esquina hay gente que es así, como vos, tan necesaria”. (Hamlet Lima Quintana)
No, no vamos a empezar dando su nombre, no porque quisiéramos darle misterio como si de un relato detectivesco se tratara, sino porque queremos que a lo largo de estas palabras juntas vosotros mismos deduzcáis de quien se trata, porque sus rasgos que conforman su perfil lo identifiquen.
Aprovechando que el Deva pasa por Eibar y el Guadiana por Mérida, queremos modestamente rendir un homenaje con estas palabras a alguien que lo merece y MUCHO, aunque nos tememos que esto nos costará una cariñosa reprimenda, lo entenderemos, porque es persona que le gusta más estar en segundo plano sin protagonismo, el justito, el que ineludiblemente le dan los hechos y a ser posible ninguno.
Sin embargo, aún a riesgo de esa reprimenda amigable, creemos que llegó el momento. Hay situaciones en las que si se viene una idea, por otra parte que ya “barruntaban” nuestros alrededores sentimentales y de justicia hace tiempo, hay que sacarla a pasear de una vez para que no se “oxide”, de la manera que se sepa y pueda y no dejarlas en ese rinconcito especial.

Simplemente es un ejercicio de lealtad y reconocimiento con alguien que da mucho y no exige a cambio nada más, ni menos, que ética y coherencia en planteamientos y actitudes. Por supuesto es algo que quienes lo tienen como él, lo desarrollan en el día a día, en eso que machaconamente definimos como “ser y estar”, simplemente de forma natural siendo sin pretenderlo ni hacer ostentación de ello y actuando consecuentemente, que algunos confunden, desde nuestro punto de vista, de forma equivocada aunque no exenta de intereses espúreos, con aquello de “purismo”, “integrismo”, “talibanismo”, lo que sencillamente calificamos como honradez, integridad, claridad, compromiso y lealtad con el ideario personal y del colectivo al que pertenece, en este caso al de los aficionados a la Fiesta de los Toros.
Esta persona a la que nos referimos siempre ha tenido a gala, y a fe que lo cumple, no confundir ni mezclar lo personal, respetando al máximo a sus amigos y la intimidad de los mismos, con lo que se refiere a actitudes en lo concerniente a nuestra querida Fiesta de los Toros. Eso sí, no le hacen especial “gracia” las faltas de coherencia de quienes nos llamamos aficionados, aunque procura no airearlas en público para no dar carnaza a quienes, de los taurinos, taurinillos y palmeros, están a la que salta y a la que no salta pero quieren hacer saltar poniendo la muletita “retrasá”, para que ello genere desunión entre nosotros lo que les viene de perlas para debilitar y echar balones fuera de los objetivos serios y prioritarios que como aficionados debemos tener meridianos.

Es defensor sin resquicios, aunque con las legítimas dudas que hay que tener en todo en la vida, de aquello tan manido, pero no por ello menos cierto y prioritario cada día más, de que NADA TIENE INPORTANCIA SI NO HAY TORO y de que LA SUERTE DE VARAS ES EL EJE DE LA LIDIA.
Es persona imprudentemente prudente. Especialmente se “desborda” cuando le tocan la fibra sensible de sus postulados básicos, que deben ser intocables, bien referidos a la amistad o bien a las esencias base de la Fiesta de los Toros.
Es persona que tiene una fina sensibilidad para separar el grano de la paja. Espersona que cuando se entrega, después de una “lidia” acorde, va a tope, con “casta y bravura”.
Es persona persistente, combativa, luchadora, inasequible al desaliento pero humano con sus luces y sus sombras, sus momentos de desánimo de los que sale fortalecido, más proclive a echar una mano que a pedir ayuda, a guardar lo chungo salvo cuando le tocan los “costaos”, y a resaltar lo bueno, a veces le puede su bonhomía.
Es persona beligerante, de frente y por derecho, con el engaño, el fraude, la manipulación, la hipocresía, la doblez, el si pero no, entre “Pinto y Valdemoro”, el aparecer y desaparecer como el Guadiana, con Dios y con el Diablo, con el “aficionado y vividor” de lo taurino al “rebujón”.

Es persona con capacidad y conocimiento, sentido de la oportunidad, que no del oportunismo, que valora en mucho el legado de quienes fueron en la historia de la Tauromaquia en los diversos terrenos, especialmente en uno muy desvalorizado y falto de verdad hoy como es la crónica taurina, sus maestros en esto D. Joaquín Vidal y especialmente D. Alfonso Navalón.
Toni, rompiendo el carámbano con su mentor Don Alfonso Navalón Grande
Es persona que piensa y lo dice que hay que apoyar sin entreguismo, pero con firmeza, a los ganaderos que como tales buscan en la selección y el manejo, la integridad, la casta y el poder en sus reses de lidia y la lidia, el valor y la torería delante de esos toros del torero y por ello, consecuentemente atiza “mamporros” cuando encuentra “ganaduros”, figuritas de mazapán destoreadores con el medio toro y soplagaitas.
Es persona que predica con el ejemplo y por ello durante un tiempo presidió festejos y por ello habla con conocimiento de causa cuando enjuicia a quienes deben ser los máximos valedores de la defensa del aficionado.

Como vamos llegando al final, y nos da que le habéis puesto cara y su nombre por los datos aportados, no obstante, por si acaso, ahí va el definitivo: es buen “arretratero” con amplio conocimiento de la fotografía taurina, para hacernos llegar lo que pasa en el ruedo, lo que su ojo ve y nos traslada su cámara, toro y torero. Es charro, de Lumbrales, residenciado en el norte, en Irún, en donde tiene un barcito lugar de encuentro de amigos y aficionados. Amante de las fiestas populares tradicionales y especialmente de las de los pueblos salmantinos, sobre todo el Noveno de San Felices.
Es simplemente, ni más ni menos, un AFICIONADO, así con mayúsculas. Un ejemplo a seguir, de ese reducido grupo de los imprescindibles. JUAN ANTONIO HERNÁNDEZel maestro Toni para los amigos, creador y bastión de esa web de referencia que es “EL CHOFRE”.
Gracias maestro Toni, por todo lo que nos aportas, en amistad y sabiduría. No cambies. Y nuestras disculpas porque sabemos que esto no te gusta. En todo caso sabes que se han quedado muchas cosas en el tintero.
Queremos finalizar con unas hermosas palabras de Mario Benedetti “La gente que me gusta”, que le dedicamos a Ud. maestro Toni, todo ello enténdalo en prural “nos gusta” :
“Primero que todo, me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y lo hace en menos tiempo del esperado.
"Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar.
Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que no pierde de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.
Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales. Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.
Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.
Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.
Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volverlos a cometer.
Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a éstos los llamo mis amigos.
Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.
Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido a esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.”…y Ud. es una de “esa gente”

Fuente: Cerro de San Albín. Revista de la Asociación Cultural Cerro de San Albín, N° 15, Año 2011.

A todo lo escrito por los amigos Eneko y Pedro, solo desearle larga vida a nuestro entrañable y gran amigo TONY.
Un fuerte abrazo a la distancia.
POCHO PACCINI BUSTOS
Lima, 10 de diciembre de 2014

martes, diciembre 09, 2014

UN "ANTI" DISFRAZADO DE TORERO

"Entre este tipo y Yo hay algo personal" 
(Fuente : el fraudi and friends)
Sí, exactamente entre este tipo que acude a festivales vestido de luces, fungiendo de MATADOR DE TOROS (digna profesión de hombres valientes que hasta han perdido la vida frente a TOROS, en el intento por alcanzar la gloria) y este aficionado que como muchos otros busca y exige el respeto por el REY de la fiesta, aquel cuya integridad y justa lid (sea cual fuere su encaste) dota de MORALIDAD la fiesta, con lo difícil que ya supone definir la naturaleza de este concepto dada la dificultad para su determinación, como claramente lo sentenciara Ludwig Wittgenstein.

No consideramos que sea el medio adecuado para demostrar  la TOREABILIDAD, fin en sí mismo buscado por las figuritas de tauromaquia moderna. Toreabilidad que por cierto supone casi domesticación y compañía. Mucho cuidado con eso, que ahí podría estar el germen de la total destrucción de la fiesta.

domingo, diciembre 07, 2014

UNA ENCINA EN LA MAESTRANZA

                                            SU MAJESTAD. EL VITI


Sólida faena de El Viti, Cortés con muchas ganas  y las "cosas  de Paula"
Una mansada sin clase de MARTÍN BERROCAL
Tarde nublada, con lluvia en los últimos toros. Casi lleno. Presidió bien el señor Toribio, que denegó una segunda oreja a El Viti por haber pinchado dos veces. El público reaccionó con sensatez cuando unos partidarios de El Viti dieron la nota de mal gusto al final de la corrida. Seis toros de Martín Berrocal, todos con el hierro de Núñez Hermanos, desiguales los tres primeros y cuajados los otros tres.
Todos con los pitones discretamente romos, y ni uno solo astifino. Solo el primero cumplió discretamente en varas y llegó a la muleta con temple y bondad. Los demás fueron mansos, y algunos con verdadero descaro, escarbando, berreando, doliéndose al paso y saliendo huidos. El segundo tuvo mucho peligro, tirando derrotes a la pechera de El Viti. El tercero, manso y escarbón, llegó a la muleta tardo y pegando oleadas, aunque mejoró un poco al final. Se acostó en los medios al doblar, pero se levanto buscando las tablas para morir como corresponde a un  manso. El cuarto fue bronco y corto. El quinto salió frenándose en los capotes. Fue el más manso con los caballos, volviendo ancas cuando lo ponían en suerte. Cambió  totalmente en la muleta, quedándose manejable. El sexto romaneó en los caballos, para salir luego escandalosamente rebotando. En la muleta escarbó, fue tardo y bronco. Rafael de Paula, aseado de capa, faena sin confiarse, con pases armoniosos, aislados y excelentes derechazos. Media a la espera. Vuelta. En el cuarto, grandes precauciones. Media atravesada, y se cortó en una mano al descabellar, pasando a la enfermería. Descabelló El Viti a la tercera.
Manolo Cortés lances de capa recreándose, y anduvo con mucho celo en los quites. Faena entregada al tercero, poniéndolo todo el torero. Pinchazo y estocada. Oreja. En el sexto se puso pesado, porfiando sin resultado. Media y dos descabellos. Palmas.
Bregó bien Peñalver. Clavó dos pares lucidos Guillermo de Alba, y picó con acierto Eduardo Cid.
Sí no fuera por las ganas de triunfo que sacaron El Viti y Manolo Cortés, esta corrida hubiera sido un verdadero desastre artístico, porque el único toro bueno le tocó a Rafael da Paula, y los demás fueron una colección desesperante de mansos sin clase que hicieron todas las cosas malas que se le exigen a las becerras en las tientas para mandarlas al matadero. Algunos, nada más pisar el ruedo, se pusieron a escarbar. Otros se frenaban en los capotes, cortando el viaje a los banderilleros; los cinco fueron rematadamente mansos en el caballo, con la curiosa travesura del sexto, que entraba al caballo con empuje y hasta romaneaba, pero inmediatamente salía rebotado y huyendo. Para colmo, hubo hasta un toro peligrosísimo, que fue el segundo, al que El Viti no pudo meter en la muleta, a pesar de su maestría y su tesón. Mala corrida de Núñez Hermanos; porque, a u n q u e   s e   a n u n c i a r a n   a  nombre de Martín Berrocal, ninguna responsabilidad corresponde a esta señor, porque los compró cuando ya estaban criados por los Núñez.
El señor Berrocal todavía no ha tenido tiempo de mejorarlos o de estropearlos (más, si cabe) y el juego de estos toros sólo le afecta de una manera pecuniaria, por el dinero que puso para el cambio de nombre. Fue pues, una mala corrida de los Núñez, donde Berrocal solo puso el nombre en los carteles. Ante el único toro bueno vimos a un Rafael de Paula muy en su línea quebradiza,  con muletazos primorosos y una espantá a carrera tendida, tirando los avíos. El público paladeó sus destellos de artista singular y dio la vuelta al ruedo. Luego, en el cuarto no cabía pedir  milagros. Paula estuvo delante con las naturales precauciones, y  luego se cortó una mano descabellando...
Cortés estaba embalado, No se parece en nada al  torero vacilante de otras temporadas, que dejaba escapar toros sin  hacerles la  faena adecuada. Ayer revalidó esa impresión de celo que apuntábamos en la crónica pasada. Toreó con verdadero gusto y aplomo de capa al sexto, y con el tercero puso todo de su parte para aguantar, consentir y encarrilar la descompuesta embestida del manso; una faena gallarda con pases de verdadera emoción, soportando las oleadas de un enemigo que tardeaba y escarbaba, echando la cara al suelo antes de pegar la brusca arrancada. Sevilla, que sabe medir a los toreros por el material que tienen delante, se dio cuenta del mérito de la faena y le otorgó la oreja. En el sexto le perdieron las ganas de sacar pases a un toro cobardón y retrancado que echaba la cara arriba, derrotando, y en la porfía se pasó de rosca. Pero es que los toreros abúlicos si sacan ganas de arrimarse es bueno.
 EL VITI: PUNTO Y APARTE
Lo que ha hecho El Viti ayer es un compendio do madurez artística, sentido de la responsabilidad y ganas de convencer. Ya con las dificultadas del segundo le echó enjundia a unos muletazos por bajo qua jalearon justamente la cátedra, y hubo una ovación a pesar que no hubo ni un natural.
Sería en el quinto donde el seco mozo castellano llegó profundamente a  la cascabelera afición del Sur. Es muy difícil que un hombre tan adusto como el señor presidente de la Cámara Agraria de Salamanca logre conmover a un público pendiente de los adornos de Paula o de las pinceladas de Curro Romero. Pero la faena del castellano tuvo tal carga de hombría, dominio y seguridad técnica que Sevilla se quedó de una pieza jaleando y recreándose en aquel alarde de quitarle los resabios al manso y meterlo en la muleta hasta lograr el recorrido adecuado para una faena donde todo fue autentico, y profundo, desde los derechazos sin dejarse rozar la muleta hasta los naturales templados, abrochados con esos pases de pecho magistrales echándose el toro entero por delante del corbatín. Y para remate, la vieja tauromaquia de las trincheras a dos manos. Por eso cuando el presidente denegó justamente esa segunda oreja por haber pinchado dos veces nadie reparó en la cuantía del premio porque Santiago Martín había puesto en el albero de la Maestranza una encina en vez de un clavel. Una encina recia y solemne, que es un bello contraste con este aroma del azahar que emborracha a los sevillanos. Porque El Viti toreando es como una encina, por eso no podía plantar claveles en esta plaza. Sevilla se rindió a la sombra seria de la encina, pero rechazó de plano esos gritos improcedentes de unos vitistas que confundieron la categoría de esta plaza con una feria de pueblo. Cada cosa en su sitio.
Publicado en el Diario Pueblo  el 23 del 4 de 1974,  por Alfonso Navalón Grande

lunes, diciembre 01, 2014

LA SUERTE DE VARAS A UN BRAVO DE HERNÁNDEZ PLA

Las fotos corresponden al tercio de varas protagonizado por el toro "Capitán" de Hernández Pla en Las Ventas en 1979. Picaba José Cárdenas

Para ver el video, pinchar en el enlace:
http://torear.blogspot.com.es/2013/10/capitan-de-hernandez-pla-picado-por.html
Agradecer, por el dato a Gustavo Ortíz, joven aficionado del Tendido 10 de Acho, a quien tuvimos la suerte de conocer y compartir su gran afición por la FIESTA, esa FIESTA que pone por delante al TORO, EL Rey .