EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

lunes, noviembre 30, 2015

UN TAL PONCE Y UN CHAVAL QUE SE QUIERE COMER EL MUNDO

ÚLTIMA CORRIDA DE LA TEMPORADA EN ACHO 
Andrés Roca Rey cortó 4 Orejas salió a hombros de Acho y se llevó el Escapulario del Señor de los Milagros. Enrique Ponce solo cortó 1 apéndice y cuando le pusieron un gallo que aprieta, fueron evidentes sus desaciertos, terminó en berrinche en el callejón.

Tarde de birras, amigos, triunfos, decepciones. Plaza casi llena, el sol se hizo presente por primera vez en toda la temporada, antitaurinos en la puerta, matadores vestidos, en fin  creo que no falto nadie. 
El toro!!!! .- gritaron por el Tendido 10-
 A verdad… el toro. No, ese no vino. Hubo unos animalitos con cuernos. Pero toros no eran. Ni en presentación, y menos en comportamiento. 6 de Roberto Puga, disparejos, muy pitados  el primero y tercero (que fue devuelto por la protesta y cansancio del aficionado de ver tanta sinvergüencería. ¿Dónde están las autoridades que deberían hacer respetar el reglamento?. Y la empresa, ¿compra el encierro por fotos de whatsap?). Simplemente impresentables. El sexto manso rajado. En fin, vimos la película a la que ya nos tiene acostumbrados este ganadero “LOS SIN CASTA”.
En esta película no podía faltar su estrella favorita Enrique Ponce que se apunta majaderamente todos los años. En esta ocasión el mano a mano era con el peruano Andrés Roca Rey, quien hizo el paseíllo desmonterado en la plaza de su tierra.
4 orejas 4,  y puerta grande para el joven peruano. Que además le valió para ganar su primer Escapulario de Oro del Señor de los Milagros por su faena al segundo Toro. Que como bien dijo “El Moro”, : -ese chiquillo algún día va a aprender a torear. Pero el valor y las ganas ni se compran ni se practican-.
Ponce en su primero que era el más anovillado de todos. No embarcó ni un muletazo. Pincho, descabelló y silencio.
El segundo se hizo daño en la pata izquierda. Ese factor hizo que condicionara la lidia, pues se sentía en cada paso, se quedaba corto y así es imposible. Palmas por la disposición.
El tercero de Puga fue devuelto por la falta de trapío. Era una vaca y fea. El sobrero no era más que el anterior de la ganadería de Caicedo colombiana. Muy corraleado, fue bien al caballo. Ponce lo sobó y se adornó. De naturales poco y con la izquierda nada. ¿Está mal de la mano?. Estocada desprendida que en Acho se premia con oreja.
Roca Rey recibió el cuarto con una larga cambiada. Los cambiados al empezar la faena muy apretados. Se paró en los terrenos de triunfo o hule. El torito duro poco pues cuando llegó a la izquierda ya se había acabado el combustible. La entrega fue total al igual que el espadazo, aunque al capón. Dos orejas bien merecidas y vimos la faena de la feria. Nos gustaría verlo con animales que lo exijan más. Muy sobrado de condiciones –acertado Carlos Campos-.
El ultimo de Ponce, fue señalado en varas. Ponce tuvo que trabajar a media altura pues remataba arriba. Noble pues acudía a todo lo que presentaba el torero. Estocada trasera y pierde su oreja al no descabellar y especular con un toro que se demoró en doblar. El público se enfrió y dejó en evidencia la mala colocación del estoque.  Las autoridades no le concedieron la oreja y empezó el berrinche en el callejón.
Lances a pies juntos con el último, que desde que salió se mostró manso y defendiéndose contra tablas sobre todo entre los tendidos 10 al 13. Apenas fue picado pues huyó del caballo, se dolió en banderillas. El torero lo persigue por el ruedo tratándole de sacarle pase por pase. Las ganas y esfuerzo son evidentes. Estocada entera y bien colocada suficiente premio, una oreja. Aunque el juez otorgó las dos. No hubo faena así que fue excesivo.

Por : Sergio Tapia Helfer 
(Amigo y colaborador de esta su casa).

4 comentarios:

  1. Los aficionados por ser minoría no pueden ser timados con el toro y cuando se dan cuenta que pretenden pisotear sus derechos impunemente dejan oír su descontento.El''apasionado''público festivalero es el que;si no se cortan orejas,no amontonan derechazos,cree que no ha visto nada.La sabiduría no debe servir para torear con alivio.Por el bien de la fiesta.
    La afición sigue esperando ver una corrida seria con la edad,poder y el trapío dignos de un toro.
    Bien por ceñírse a lo que verdaderamente sucedió en el ruedo.
    Desde Surco.

    ResponderEliminar
  2. Lo que faltó es él toro,la emoción en una corrida está basada en el,que es el cimiento de la fiesta.
    A los que amontonan derechazos con el pico en serie a un borrego esmirríado les llaman maestros.
    A los que lidian al toro con trapío,poder y redaños,los llaman modestos.Al revés.
    E.A.V.

    ResponderEliminar
  3. Algunos anovillados,eso si afeitados y con un peso irreal.¡ Sin él toro como debe ser no hay emoción ! Un tremendo problema lo de comentar la presentación del ganado para los adulones conocidos.
    D.C.S.

    ResponderEliminar
  4. Los vi correctamente presentados;jovenes,mansos,limpios y bien afeitados.Ja.
    A.S.

    ResponderEliminar