EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017

miércoles, septiembre 21, 2016

SOBRE EL TRAPIO


                                               TORITOS DE CASTA BRAVA

"....Los taurinos, del trapío de los toros, lo único que saben es que no existe. Los aficionados, sin embargo, poseen un criterio claro acerca de la controvertida cuestión".

Plaza de Valencia - 22 de marzo de 1992 - Sánchez-Arjona hermanos / Manolo Sánchez, Paco Senda, Angel de la Rosa.
Saltaban a la arena los novillos de Sánchez-Arjona y algunos eran diminutos, mientras otros no levantaban cuatro palmas del suelo, vamos, al decir. Fera sacaron casta brava y, además, tenían trapío. ¡Hola! ¿Toros diminutos y cuatro-palmos con trapío? De qué forma debe entenderse semejante contradicción?
Los taurinos dicen no entender ... Los taurinos, les hablas del trapío de los toros, y responden que, ése es el cuento del viejo mayoral. Los taurinos, del trapío de los toros, lo único que saben es que no existe. Los aficionados, sin embargo, poseen un criterio claro acerca de la controvertida cuestión. Es el caso de la Maestranza y de Las Ventas, cuyas respectivas aficiones, en la asignatura del trapío, son catedráticas.
El trapío es aquello que se ve y no se puede explicar. El trapío es como una aurora boreal en los Mares del Sur. Los aficionados, por ejemplo, cada vez que van a los Mares del Sur, a lo mejor no pueden describir lo que están viendo, pero lo reconocen de inmediato, y entonces señalan con el dedo el horizonte, afirmando: « ¡Eso es una aurora boreal, senores! ».
Con el trapío ocurre otro tanto. El año pasado, por San Isidro, sacaron unos toros que pesaban arriba de los 600 kilos, y la gente esperaba expectante su aparición. Una vez en el redondel, sin embargo, se sentía decepcionada. Y ya se levantaban los aficionados señalando con el dedo el producto cárnico, para denunciar solemnemente: « ¡Eso no tiene trapío, señores! ».
La única definición correcta de trapío se la reveló cierto aficionado veterano a sus amigos íntimos, un atardecer que se reunieron a conspirar taurinadas en el rincón penumbroso de un colmao madrileño. Lo que habló se refería a don Mariano Cañetillo, alto funcionario de la Administración del Estado, que era enanito. «¿ Vosotros habéis visto », decía el aficionado, «cuando don Mariano juega al póquer, y abre las cartas en la mana y, de repente, mira al jugador de enfrente por encima del abanico de naipes? ¡Pues eso es el trapío! »
Tal cual eran los toritos bravos de Sánchez Arjona.Débiles en el caballo, crecidos en banderillas, codiciosos y pautemos en la muleta, chiquititos y cuernicortos, en cuanto miraban por encima de los naipes ya estaban infundiendo respeto. (....)"Joaquin Vidal.

Notre complice Bastonito s'est livré à quelques recherches sur l'origine du terme de trapío. Ce mot apparait pour la première fois dans le dictionnaire de la Real Academia Española (RAE) en 1884 :

Ça parle des allures de ces dames et en matière taurine de la bonne volonté du toro de charger les leurres et de son bel aspect. Il est intéressant de noter que ce terme s'applique alors également au comportement en piste du toro.
C'est ensuite l'édition de 1899 du même dictionnaire qui modifie la première définition de la manière suivante:
Cette nouvelle définition voit apparaître la notion de voilure dont nous avons parlé précédemment. L'allure des dames est toujours citée et la notion taurine fait l'objet de deux alinéas, le premier mettant en avant l'aspect physique du toro.
56 ans plus tad, en 1956, la définition est à nouveau modifiée. La référence à la manière de charger du toro est cette fois totalement supprimée.
Dans la version actuelle du dictionnaire la seule modification vient du fait que la voilure est passée en queue de peloton dans la définition du terme.
Les recherches effectuées par Bastonito lui permettent d'affirmer que le terme de trapío appliqué à l'aspect du toro est en fait utilisé depuis au moins 1836 alors que sa première apparition dans le dictionnaire date de 1884. Affaire à suivre... sans doute :-)

3 comentarios:

  1. Siempre es grato leer a Vidal. Qué bueno que existan estos escritos y que la gente no se confunda y crea que los aficionados "duros" y "exigentes" queremos al toro grande y mastodonte. Si bien la lámina es importante, lo principal es que infunda respeto desde que sale a la plaza (para que conlleve luego a la emoción) y ese respeto no se gana siendo grandón o pesando muchísimo, ni siquiera con el velamen creo yo.

    Un saludo Pocho,
    Gustavo

    ResponderEliminar
  2. Interesante lo publicado.Un llamado cortejano tiene trapío y confunde a muchos "enterados" en la materia.
    E.A.V.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gustavo:
    Efectivamente, el trapío de un toro estará en función del Tipo de la ganadería. Por ejemplo los Cuadri, no son como los Albarradas ni Saltillos.
    Un abrazo
    POCHO

    ResponderEliminar