EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. Corrida Concurso VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

miércoles, enero 17, 2018

LOS CONTRERAS DE MONDOÑEDO, PARA LA SANTAMARIA DE BOGOTA

"Creemos que nuestro toro, por su bravura y su seria presentación, es el toro que cuando sucede algo en el ruedo, es algo importante. Eso hace que la gente vuelva, porque se emociona y así se crea afición. Con toros de otras ganaderías se ve torear muy bonito, pero no queda nada de fondo"
"Emoción a tope con tan solo verlo en foto. Llega ya, domingo, que me quiero romper las manos aplaudiendo a este de salida." @Descabellos 
Unos "tíos" los de Mondoñedo, para la tarde del 21 de enero, en "La Santamaria" de Bogota.
Pues bien, ya llega el día 21 de enero y El Desjarrete de Acho, viajará a Bogota a presenciar  la corrida de los Contreras de Mondoñedo, uno de los últimos reductos de bravura, casta y poder colombiana. Torearán el buen torero colombiano Ramsés y dos más.
MONDOÑEDO
"La ganadería ahora está en su mejor momento, y las empresas y toreros no las están teniendo en cuenta"

En estos tiempos en los que nos llega una lamentable imagen del toro de Sudamérica, entrevistamos a Gonzalo de Santamaría, ganadero de Mondoñedo. Un hombre íntegro, que defiende sus toros y su honor como ganadero. Hemos querido que hable y se le escuche.

Por Andrés Rivera Mejía
En estos tiempos, en los que nos llega una lamentable imagen del toro de Sudamérica, entrevistamos a Gonzalo de Santamaría, ganadero de Mondoñedo. Un hombre íntegro, que defiende sus toros y su honor como ganadero. Una ganadería que no cae en el sistema taurino y cría desde la afición. Esa filosofía le lleva a estar apartado del circuito y es como si no existiera. Por eso, en Purezayemocion.com hemos querido que hable y se le escuche, para que el aficionado sepa que en aquellas tierras sí hay ganaderías serias y gente que trabaja con seriedad.

- Gonzalo, Mondoñedo, es la primera ganadería colombiana. Cuéntanos su historia.

Fue la pionera. Desde 1918, se empiezan a criar vacas criollas de dos hatos: uno del páramo de Tilatá y otro de la Libertad. Empiezan a seleccionar vacas aquí con El Gallo, que se vino de España y estuvo 6 meses viviendo en la hacienda de la familia. Empezaron a torear de capote todas estas vacas criollas, y seleccionan como 260 vacas de las 1000 que podrían haber probado. En el año 23, llegan 5 sementales: toros de Santa Coloma, en la línea Ybarra. El Conde fue el que le dijo a mi padre que se fuera por esa línea. Caso diferente al de México, que se fue por la de Saltillo. Después trajo toros del Duque de Veragua, que lo trajo más bien por compromiso social, porque el Duque se le quejó de que por qué no llevaba sus toros, que eran los más bravos y espectaculares. Entonces mi abuelo, que era su amigo, le compró 3 toros. Pero lo que mejor ligó fue lo de Santa Coloma. Lo del Duque prácticamente se eliminó, excepto cuatro vacas. Y hasta antes de llegar a la ganadería la sangre Contreras, en el 79, todavía salían algunos toros berrendos, de las famosas 4 vacas que no se eliminaron porque sí fueron importantes. Así se inició la ganadería.

- Hablas del encaste Contreras, que hoy es muy escaso, ¿por qué llega ese encaste y cómo eliminas todo lo de Santa Coloma?

Porque hasta ahora estoy hablando de la primera generación, que fue mi bisabuelo, Ignacio. Después, mi abuelo, José, sobre el 43, buscando esa línea de Murube, se hace muy amigo de Eduardo Iturbide, ganadero de Pastejé, que era la ganadería de los grandes triunfos de Manolete en México, y decide traerse 2 sementales, porque también el Conde había vendido su ganadería a Joaquín Buendía, que no conserva las 2 líneas por separado, sino que las junta, y él se da cuenta que lo de Ybarra ya no es puro, que está cruzado con Saltillo. Y mi abuelo no quería. Así que le compra Iturbide esos 2 sementales y 15 vacas, para continuar con la línea Ybarra-Murube. Ya con mi padre, Fermín, la ganadería está muy bajita de tono. Los toros y las vacas le salen con muchos muletazos pero sin bravura en el caballo, salen con mucha clase, mucha bondad... Algunos incluso le saltaban el callejón. Le faltaba raza. Algo que le estaba pasando a todo el Murube en todo el mundo entero. Entonces, viaja a España, a donde los Urquijo, y se da cuenta de que ese problema también lo estaban teniendo allí. Con la llegada a Colombia de los Peralta, sobre el 76 o 77, y se instalan aquí en la Casa de la Blanca. Yo tenía 16 años y me pegué a Ángel, que me dijo que lo que ellos tenían era Contreras. Coincidía que en aquella época estaban de figuras de la campaña novilleril española, El Cali y Jorge Herrera, que hicieron grandes campañas de novilleros y vinieron aquí a tentar, y conversando con ellos me dijeron que lo de los Peralta estaba saliendo de lo mejor: con calidad, transmisión... Hablo con Ángel, me dice que eso viene de Murube y a mí me suena que mi padre había buscado Murube pero no le había convencido nada. Se dispone a viajar a España y le gustó lo bravísimo que salía eso de los Peralta, con las vacas arrancándose de lejos, con raza, calidad en la muleta, transmitiendo, humillando. Unos tentaderos espectaculares. Decide comprar 3 sementales y 14 vacas en el año 79. Desde ese año hemos ido purificando hacia Contreras, porque de esas 14 familias hemos sacado para cruzarlo con lo de Mondoñedo, y hoy en día lo que no es puro el mínimo que tiene es 7/8 o 14/16 de sangre, que eso es casi puro. Yo creo que hoy por hoy, lo más puro de Contreras es lo que está aquí en Mondoñedo.
- Ganadero, usted habla de algo que pocas personas conocen, y es lo que busca como ganadero. Alguno busca el toro espectáculo, las carreticas. Otros, como usted, todavía buscan la bravura. ¿qué busca en los tentaderos, tanto en sus vacas como en sus toros?
Nosotros buscamos el toro ideal, el toro perfecto, que es la combinación de ambos extremos. Que sean bravos pero que tengan calidad. Que se desplacen, que humillen. Y lo hemos logrado. Mejor dicho, hoy en día, la ganadería es corta, tenemos unas 100 vacas y estoy apuntando a dejar sólo 80, lo cual es muy difícil porque, ¿cómo mata uno vacas que son muy importantes? Son vacas completas en el caballo y en la muleta. Hay otros que buscan más el tema de la muleta, y nosotros esto lo tenemos por hobby, así que nos gusta ver el toro completo. Bravo de principio a fin.

- ¿Por qué hoy en día las figuras o algunos toreros no lidian toros distintos al Domecq, como puede ser el suyo?

Porque lo de Domecq, y quizá si uno fuera torero haría lo mismo y cogería el camino más fácil, no pone problemas. Yo creo que no le huyen al toro bravo, creo que lo que ellos se aseguran es no enfrentarse al toro con problemas, al toro manso. En una ganadería como la nuestra, el toro que llega a ser manso, de todas maneras es encastado, y este encastado, en caso de un percance, hiere con más facilidad que un toro bobalicón y tonto y que va y viene. Si uno les asegurara que todos los toros fuesen a salir bravos, no tendrían problemas en torearlos. Pero para mí ellos se aseguran de que el toro no le ponga problemas. Por eso cogen Domecq, porque es mucho más tontico y que no les va a poner problemas. No es tan encastado como puede ser esto de Contreras.

- ¿Cuántas corridas podéis tener hoy con la situación como está? ¿Qué se puede hacer cuando no tenéis corridas aun habiendo triunfado en las pasadas temporadas?

En esta temporada, en la que tristemente no estamos ni en Cali, ni en Bogotá, ni en Manizales, nos toca cuidar la provincia, pero prácticamente acaba uno regalando los toros, porque un toro en provincia te lo pagan a una cuarta parte de lo que te pagan en una plaza de primera. Pero es triste, ahí es donde se pone a prueba tu afición. Porque otra persona se olvida del tema, pero aquí pesa mucho la historia, la tradición. Aguantamos. Porque esto no nos ha pasado esta temporada, esto nos ha pasado muchas veces. La situación no está fácil, pero el toro nuestro le llega al público y hace afición, y es muy triste ver a las empresas metiendo la pata, echando toritos que no les dan ninguna garantía y que no hacen afición. Al revés, matan a la afición. Creemos que nuestro toro, por su bravura y su seria presentación, es el toro que cuando sucede algo en el ruedo, es algo importante. Eso hace que la gente vuelva, porque se emociona y así se crea afición. Con toros de otras ganaderías se ve torear muy bonito, pero no queda nada de fondo.

- Su familia construyó la plaza de Bogotá. Ahora la ven cerrada, ¿qué siente la familia de Santamaría al ver esto?

Es muy triste porque mi bisabuelo dio la vida por la plaza de Bogotá. Él quería hacer una plaza digna para sus toros y para la capital. Lo agarró la crisis del 28 y 29 y quebró económicamente. Pierde la plaza y se la entrega al Distrito, a cambio de un pÇacto de retroventa, porque le querían tirar y urbanizar en el lugar. Murió a los 3 años y después mi abuelo es el que hizo el pacto con el Ayuntamiento de Bogotá. Les dijo “miren, este bien inmueble que costó una fortuna, cómprenlo al precio que nos costó a nosotros, que hoy en día vale mucho más, y quédensela para organizar ustedes los festejos, para seguir consolidando la fiesta brava”. En aquellos años, era el único espectáculo que había en Colombia. Ni siquiera el fútbol había llegado. Se habían consolidado varias temporadas y se había hecho afición, por lo que a la alcaldía le pareció un negocio y compró. Era un bien inmueble que valía 10 veces más. La familia le cedió el pacto de retroventa para que se quedaran con eso. Ahora, es muy triste ver como una persona sin tradición, por hacer política y demagogia, diga que la plaza hay que cerrarla sin tener en cuenta a tanta gente que se está perjudicando por el cierre. Para nosotros es muy duro.

- Por último, usted es la 4ª generación ganadera, ¿habrá una 5ª en Mondoñedo?

Mi segundo hijo, Gregorio, es muy aficionado. Podría continuar, el problema es que no sé si vale la pena. Es muy triste lo que se está viviendo. La ganadería ahora está en su mejor momento, y las empresas y toreros no las están teniendo en cuenta, simplemente por tener un toro encastado, que es como se deberían criar todos los toros. Entonces, te dices, ¿para qué le va a ceder uno los trastos a la siguiente generación para que sufra todas estas cosas? A mí me tocó, y quizá mi padre no fue consciente, pero yo que sí me he dado cuenta de la dureza que le dejo a mi hijo, no lo hago. Pero hay que pensar las cosas.
Plaza de Toros "La Santamaria de Bogota", paradigma de la Libertad

Fotos prestadas de @Descabellos y @SantamariaToros

3 comentarios:

  1. Ramsés Ruiz siempre da la talla en su plaza,es un cartel atractivo con Román y Escribano.Lo que procede de las vacas retintas dan un juego superior.Mis felicitaciones por tu visita a la Santamaría y afición enorme.
    M.D.S.

    ResponderEliminar
  2. Don Gonzalo muchas gracias por su gran entrega a la fiesta brava donde estén los mondoñedos ahí estare

    ResponderEliminar
  3. gracias Don Gonzalo por permitirnos disfrutar de tan digna ganadería muchos éxitos y por favor no desfallezca en tan dura empresa

    ResponderEliminar