EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017

sábado, agosto 17, 2013

OTROS TIEMPOS, OTRA FIESTA: (JUAN ANTONIO HERNÁNDEZ SANCHEZ)

Image






















Un año más tengo el honor de dejar aquí en esta ilustre revista hecha por aficionados para aficionados, mis reflexiones sobre nuestra amada fiesta del toro.Mientras el amigo Pedro se consumía metiéndome prisa para que le juntara unas letras, este humilde aficionadillo pensaba “¡qué coño escribo si ya está todo o casi todo escrito sobre nuestra pasión!”. Decidí que este año fuera sobre mis inicios personales de acercamiento a la fiesta. Y a ello vamos, con la alegría de saber que van a quedar reflejadas en esta casa que es la mía.
Mis recuerdos de niño de pantalón corto son muchos y variados, pero todos ellos destacan por la gran ilusión con la que vivíamos la fiesta. En Lumbrales, pueblo en el que nací, se esperaban las fiestas de los toros con una ilusión tremenda. Son de las pocas fiestas que se mantienen paganas, es decir que la iglesia no se ha adueñado de ellas, y suponen la culminación del duro trabajo de todo un año peleando con el campo, sus inclemencias y sus sin sabores. 
Coincidían con el final de las duras labores, sobre todo de la siega, y todo lo que ello conlleva. Siega, trilla y acarreo del grano y la paja al pajar de las distintas casas. Eran días de mucho trabajo y de mucho calor, que unidas las dos cosas pasabas una semana con picores por todo el cuerpo, debido al sudor del calor y al polvo que se formaba tanto al segar como al trillar.......y ya no digamos nada cuando se metía la paja en el carro y de este se brendeaba al pajar. A los pequeños nos tocaba trillar, encalcar la paja del carro y por último encalcarla en el pajar para que entrara más .

Bueno que me enrollo, viene todo esto a cuento para que se vea con las ganas que se recibían las fiestas de los toros. Ya en el mes de julio nos empezábamos a ilusionar por aquello de dónde serian los toros este año, ya se sabe que hasta que no se cerraban los tratos eso era más que un secreto de estado. Nosotros ya empezábamos a darle vueltas a todos los bulos, que si este año vienen de Galache, que no que vienen de Abacu Cobaleda, que no que son de Fuenlabrada, en fin aunque recorríamos todas las ganaderías de bravo todas nos parecían bien, lo importante eran los encierros y lo que nosotros llamábamos las corridas, que nunca han sido tales, siempre han sido festivales, aunque eso si siempre hemos visto a los mejores, SM El Viti, El Cordobés (que se cuenta que un año al terminar se lo llevó la guardia civil porque había robado unas gallinas en no se dónde, ya saben los chascarrillos del pueblo), Julio Robles. En fin todavía hoy es el día que vie nen buenostoreros a los festivales.

A principios de Agosto se ponía la bandera en la torre del reloj, eso quería decir que sí, que ya había fiestas (en realidad se sigue poniendo)....y los niños ya empezábamos a jugar al toro y sobre todo a correr imaginarios encierros.
Pero cuando de verdad se empezaba a notar que las fiestas ya las teníamos encima, era cuando se empezaban a poner los carros para cerrarla. Hoy día ya no se ponen, hoy es de gradas, como las portátiles que se montan sólo para las fiestas.

Allí se aprendía más en una tarde toreando un novillo que ahora en todas las sesiones de la escuela taurina. Los chavales que iban a los festivales, hacían un master en lidia y nosotros los considerábamos unos héroes, pues la paliza por las cogidas de los novillos eran de asustar. Pero ellos se iban contentos por esas oportunidades y muy ilusionados al igual que nosotros. Esa ilusión se mantenía luego con la incipiente televisión, viendo las primeras corridas por lo que hoy llamamos la caja tonta.
Muchos días después se seguían comentando las faenas y las condiciones de los novillos y nosotros, los críos, poníamos los oídos en pleno fu ncio na miento pues las clases de nuestros abuelos y padres eran magistrales y así luego, cuando en el bar veíamos las corridas, poníamos en marcha todos los conocimientos que habíamos escuchado.
Hoy triste mente todo esto ha desaparecido. Ya no se trilla, ya no se espera las fiestas como antaño pues ahora tenemos más fiestas que la leche, prácticamente todos los días son fiestas. Ya las fiestas no son el pago de un año de duro trabajo. Y mucho menos los toros se viven con aquella ilusión. 
Ahora hemos convertido nuestra vida en otras ilusiones más banales más impersonales. Juegos, videojuegos, deportes, competición, en fin toda una serie de actividades que no son las de nuestra cultura.
Y que decir de los chavales aquellos que andaban todo el verano de pueblo en pueblo, por aprender un arte que les podía cambiar la vida. Chavales que iban, repito, de pueblo en pueblo, de pajar en pajar, durmiendo y de paso almorzar algunos huevos y comer alguna gallina robada en el camino, cuando después de haber toreado en algún pueblo no se sacaba mucho dinero al pasar el capote. 
Ahora nada más empezar el padres ya se ha comprado la mejor furgoneta mercedes para viajar a los bolsines con el fenómeno del niño, lo lleva a los mejores hoteles a pasar la noche y en vez de robar algún pantalón viejo en algún tendedero del camino tienen los mejores trajes, eso si unos camperos y otros de luces, aunque no sepan ni por donde meterle mano al novillo. 
Tampoco les hace falta porque muy despistado tiene que estar para que lo coja. Para ello ya va a la escuela y ya ha aprendido todas las trampas del mundo para defenderse y no correr riesgos innecesarios. Digo innecesarios porque nadie le va ha exigir nada, sólo que de muchos muletazos y meta la espada por cualquier sitio pero que la meta.
En fin otros tiempos, otra fiesta. 

Fuente: Revista de la Asociación Cultural Cerro de San Albín, Nº 16. Año 2012. pp. 21 -24.
Foto: El Chofre

4 comentarios:

  1. Aqui se encontran los aficionados de verdad... El maestro TONI nos da lecciones de pureza con arte y valor. Enhorabuena, POCHO, por tus buenas amistades , un saluso grande a la afición Peruana, y un fuerte abrazo para ti y todos los lejanos amigos de Americas por la distancia, pero cercanos por el corazón

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Pedrito, un AFICIONADO, a carta cabal, al cual tenemos la gran suerte de conocerlo por esta vía , y esperemos que pronto podamos conocernos personalmente

    Un abrazo, desde Lima, Perú.

    POCHO

    ResponderEliminar
  3. Sin problema, y con gran placer. Si vienes a Europa, hay dos horas o trés de IRUN, donde vive TONI, a mi pueblo.
    Abrazo desde ANDREST, cerca de LOURDES

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo a los dos que me tratais con tanto cariño.
    Perdonar por el retraso pero esque, he estado unos días con mis padres en Salamanca y no habia dado una vuelta por buestras casas.

    ResponderEliminar