EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

lunes, noviembre 14, 2016

ACHO: CORRIDA PARA EL OLVIDO

Acho, 13 -11- 2016 - 2da de Abono

CORRIDA PARA EL OLVIDO

Desencanto es lo que nos llevamos todos los aficionados porque se esperaba mucho más la ganadería Campo Nuevo, de ex matador de toros peruano Rafael Puga. El sentir general de la afición limeña es que ha sido una muy mala corrida, descastada, mal presentada, mansurrona de libro, afeitada , etc. Otras crónicas seguramente entrarán en mayor detalle; en este caso, seguir la línea de una crítica dura (como debería ser) sería como golpear a alguien en el suelo.

Había dicho el ganadero en algunas ocasiones que si bien busca que sus toros tengan cierta toreabilidad, tiene que ir acompañado ese comportamiento además con el picante y las complicaciones que todo animal de lidia debería tener, a fin de transmitir emoción. Y eso, en estos tiempos, es para apoyarlo. Disculpará estimado lector, no puedo ser objetivo; por el contrario, ésta democrática fiesta me permite cierto partidismo, sobre todo respecto de la manera de pensar que tiene el ganadero. Pero claro está, una cosa es lo que se dice y otra lo que sucede en el ruedo. Y por esto último es que se llega al desencanto.

Y es que Rafael Puga desde hace muchos años no lidiaba toros con sus cuatro años cumplidos, vino a Acho a “a ver qué pasa’”y pues, pasó lo que pasó. Y como por una mala tarde no se puede juzgar una ganadería, más aún cuando se oye de ésta buenas actuaciones en provincias, tampoco seremos lapidarios esta vez, como ya lo fue la plaza este domingo con el ganadero.

Pero si debemos reprochar la presentación de sus toros para Acho: anovillados, brochos, terciados y de cuernas sospechosas, a excepción del tercero. Y en esto, la empresa (Casa Toreros) es cómplice y la primera responsable de lo que salió ayer al ruedo de Acho. Ya van dos semanas que NO salen TOROS en Acho, y parece que así será la tónica en lo que queda de la feria más cara del planeta taurino.

Se presentaron Juan Bautista, Daniel Luque y Ginés Marín, nuevo en esta plaza. Poco para rescatar y casi nada memorable. Todos los toros mansearon en el caballo aunque el tercero tuvo una pelea digna aguantando y empujando contra las tablas. En banderillas tampoco dieron juego y los banderilleros solo cumplieron.

Juan Bautista, en su primero en la muleta logró dar estimables derechazos al rebrincado toro, siempre con suavidad y a base de pico sin exigir al toro sin fuerzas. Lo despacha de una estocada delantera. Su segundo toro le regaló buenas embestidas por el derecho aunque se acabó pronto, mata de media estocada.

Poco se lució Luque en el capote y nada pudo mostrarse en la muleta, su primero se malogró la mano derecha ni bien le daba su segundo muletazo por bajo, tiene que abreviar y mata desprendida y trasera. Su segundo era un marrajo con peligro que mandó al torero a la enfermería. Bautista lo mató con habilidad, aunque antes intentó sacarle pases sin mucho éxito, pero encomiable al fin y al cabo su propósito.

Encomiable también las ganas de Ginés Marín, que a su primero con el capote lo torea por chicuelinas y saltilleras de buen gusto, con la muleta empieza de rodillas y trata de agradar al público, ya de pie el toro le duró muy poco, quedándose siempre corto en sus embestidas. A su segundo poco le pudo sacar, empieza con ayudados por alto sin emoción y sin poder mostrarse en el toreo fundamental porque no tenía toro, alargando la faena hasta aburrir al personal e incluso un inoportuno desplante le valió para ganarse unos pitos. Mata un poco tendida pero efectiva, cae el toro y se acabó esta corrida para el olvido.  


Gustavo Ortiz Llamccaya.

4 comentarios:

  1. Los altos precios son para ver TOROS no novillos.No merecía el asistente y aficionados un encierro tan mal presentado impropio de una plaza de primera.Una burla de la empresa con su clientela.Esto es fraude a mansalva.Ahora se comprende la negativa de la empresa[banda]a ver el ganado a lidiarse la víspera.Van a acabar con la fiesta,los antis se deben frotar las manos.De la prensa adulona ni comentar.
    D.C.S.

    ResponderEliminar
  2. En el desastre de la última corrida trascendió que Luque cambió dos toretes de los escogidos por el ganadero de Camponuevo con la aceptación de la empresa.Hechos así dejan mucho que desear y convierten a Acho en coso pueblerino.Si esto sucede en sus 250 años que se espera en las temporadas venideras con unos empresarios y autoridades coludidas para engañar a los aficionados y asistentes.
    Tesqueló.

    ResponderEliminar
  3. Los toros de Camponuevo de esta corrida fueron una estafa. De toros de lidia no sabe ni la vaca que los parió. Pero lo que sí sabe un ganadero, más aún cuando ha sido matador como Rafael Puga, es que los toros deben salir al ruedo bien presentados. Y por eso considero que esta corrida fue una estafa porque el trapío de los toros de Camponuevo fueron unos mamarrachos indignos de Acho y siento como aficionado y asistente que me metieron la mano al bolsillo.

    ResponderEliminar
  4. Un asunto que está incomodando mucho a los asistentes a Acho es la venta indiscriminada de alcohol y otras cosas en los tendidos de sol. Los vendedores caminan durante todo el espectáculo por los tendidos ofreciendo sus productos cuando ello debe ser solo durante el arrastre de los toros una vez empezada la corrida. Además, la venta indiscriminada de alcohol origina que muchos espectadores terminen ebrios y empiezan los bocinasos subidos de tono, entiéndase, con groserías de grueso calibre. También se viene permitiendo la entrada y salida de los tendidos durante la lidia, cosa que está prohibido porque altera tanto la lidia como a los que estamos en los tendidos. Francamente, como aficionado durante 50 años y asistente durante ese tiempo a Acho, puedo afirmar que nuestro primer coso taurino se ha convertido en una plaza de tercera categoría. Toros y comportamiento del público desaprobados en Acho.

    ResponderEliminar