EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bien los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no. En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina, se suele decir". JOAQUÍN VIDAL : "El Toreo es Grandeza". Foto: "Jardinero" de la Ganadería los Maños, primera de cuatro entradas al caballo. VIC FEZENSAC 2017. Foto : Pocho Paccini Bustos.

sábado, noviembre 23, 2013

TERTULIA EN LIMA CON UN GRAN TORERO: LUIS FRANCISCO ESPLÁ MATEO


Tras tanta vulgaridad  vista en lo que va de la temporada taurina del  Señor de los Milagros  2013, que se lleva a cabo en la Bicentenaria Plaza de Acho, al fin algo interesante que rescatar para los Aficionados  y para los que se inicien. Se trata de la visita a Lima del gran torero alicantino Luis Francisco Esplá Mateo , quien brindará dos conferencias los días 29 y 30 de noviembre:


Viernes 29 de noviembre a las 8 pm. :
Charla sobre:
GÉNESIS DEL TOREO: terrenos, querencias, el círculo.
Tertulia con el público asistente.
Sábado 30 de noviembre a las 7 pm. :
Charla sobre:
EL TORO Y EL TORERO: Coincidencia espacio temporal. Física y química de un arte en peligro de extinción. Balance actualizado del toreo.
Más información en el enlace de los amigos de la Peña Taurina del Tendido 10, de Acho:

Torero, que goza de mis simpatias, por su honestidad en rescatar las esencias del toreo, su sabor añejo y  sobretodo el respeto por la liturgia del toreo. Como olvidar sólo por citar algunas de sus faenas a Poleo, un TORO de Cuadri que lo llevó por la calle de la amargura en Las Ventas allá por el año 1996 en la Feria de San Isidro (http://www.youtube.com/watch?v=6Kmr5UtXgss), su faena a Beato, aquel Victoriano con el que se despidió en Las Ventas en el 2009.             
Reproducimos, la crónica del Maestro Joaquín Vidal, que destaca la actuación de Esplá, en la Feria de Otoño de 1999, en Las Ventas de Madrid, ante toros de Victorino Martín.

Tarde cumbre de Luis Francisco Esplá

"¡El toreo en la cumbre! A eso se dedicó Luis Francisco Esplá la tarde de su reaparición en Madrid. Había estado proscrito no por razones toreras sino taurinas; quiere decirse, el mercadeo que se llevan quienes rigen esta fiesta, sus intereses, sus prepotencias. Y no le contrataron en Madrid por San Isidro. Pero vino a la Feria de Otoño y lo que transcurría sumido en la vulgaridad lo convirtió en la cumbre del toreo.Toreo bueno, toreo puro, toreo en todos los tercios y en todas sus versiones: eso hizo Luis Francisco Esplá, como quien lava, como quien no quiere la cosa. Cada una de sus intervenciones constituía una lección de tauromaquia, así fuera para fijar a los toros, para ponerlos en suerte, para entrar a quites, para embarcarlos en el toreo al natural.

Una actuación así valía hace años para salir por la puerta grande sin necesidad de cortar orejas ni nada. Corrían tiempos de toreo auténtico, de afición verdadera, donde no hacía falta contabilizar trofeos, ni recurrir a los costaleros capitalistas para que la afición entusiasmada se echara al redondel, aupara a hombros al torero y lo sacara en triunfo por la puerta grande.
Pero he aquí que cuando menos se esperaba Luis Francisco Esplá redondeó su actuación memorable, se puso a torear al natural con unas esencias que permanecían olvidadas y se ganó las dos orejas que le validaban con todos los honores la puerta de Madrid.
Ocurrió en el sexto toro, por el desgraciado percance que sufrió El Califa. Había iniciado El Califa su faena de muleta en los medios con un meritísimo pase cambiado, siguió muleteando por alto y al tercer encuentro el toro le pegó la cornada. Esplá hubo de hacerse cargo del toro, mandaba la lógica que aliñara y entrase a matar y, sin embargo, se echó la muleta a la izquierda. Y se puso a torear al natural.
Toreó al natural como sólo saben hacerlo los grandes maestros. Algunos de sus naturales a un servidor le recodaron a Antonio Bienvenida que, en tardes de inspiración, solía alcanzar también la cumbre del toreo. Naturales cargando la suerte y de frente instrumentó Luis Francisco Esplá, en tandas rematadas por el pitón izquierdo pues por el derecho el toro derrotaba certero. Incluso por el izquierdo se le escapó al toro bronco algun gañafón, que si llega a alcanzar al torero lo parte en dos.
La estocada certera refrendó el premio bien ganado de las dos orejas, en medio de un entusiasmo desbordante. Y, una vez concedidas, fue el presidente, y al toro aquel, de impresionante trapío, que había sido un mansazo declarado de los que se quitan furiosamente el palo en la prueba de varas, y escapan sueltos, y topan broncos e inciertos, le otorgó la vuelta al ruedo.
Aquella clamorosa manifestación de incompetencia rompía groseramente la verdad y la grandeza de la fiesta. Ya es hora de que se limpie el palco de presidentes arbitrarios, indocumentados, regaladores de orejas y de vueltas al ruedo, que no merece la afición de Madrid y desprestigian la categoría que siempre tuvo la primera plaza del mundo....."
 

1 comentario:

  1. Un auténtico Maestro del toreo.Es de no perderse su conferencia







    Un auténtico Maestro.

    Desde Surco.


    ResponderEliminar