EL EJE DE LA LIDIA

EL EJE DE LA LIDIA
"Normalmente, el primer puyazo lo toman bién los toros, y si ése fuera el único del tercio, todos parecerían bravos. En el segundo ya empiezan a dar síntomas de su categoría de bravura. Y es en el tercero donde se define de verdad si el toro es bravo o no.-En el tercer puyazo casi todos los toros cantan la gallina- se suele decir". JOAQUN VIDAL VIZCARRO: El Toreo es Grandeza.

domingo, mayo 15, 2011

EL SALTO DE LA RANA : UNA APROXIMACIÓN SOCIOLÓGICA

El Cordobés da el salto de la rana


Como España había dado el salto hacia el desarrollo, un salto cualitativo que decían los discípulos de López Rodó y de López Bravo, la dictadura de Franco tenía que inventar un símbolo. Vino entonces El Cordobés e inventó el salto de la rana. Que era, en realidad, una manifestación unipersonal de protesta contra el régimen. Había manifestaciones de los estudiantes que estaban apuntados en la Joven Guardia Roja y que tanto corrían ante los guardias que no eran rojos, sino grises. Había manifestaciones de los obreros que acababan de fundar las Comisiones Obreras, mayormente en torno a la fiesta del 1º de Mayo, que el sincretismo del régimen había convertido en San José Obrero. Vamos, que había apuntado al padre putativo de Jesucristo poco menos que en enlace o jurado de empresa de los Sindicatos Verticales de Pepe Solís, a quien por las raíces latinas de la Bética le llamaban egabrense aun habiendo nacido en Cabra. Las dichas eran manifestaciones colectivas, como los primeros convenios colectivos que impuso Franco para cabreo de los empresarios. Pero El Cordobés inventó la manifestación unipersonal. Cada vez que llegaba el Primero de Mayo, para que el obreraje no se fuera a la manifestación ilegal, Franco organizaba una corrida de toros para que la dieran por Televisión Española y la retransmitiera Manuel Lozano Sevilla, que era su taquígrafo personal y de quien Jaime Ostos dijo ante España entera por esas mismas cámaras que no era taquígrafo, sino un trincón.

Y como El Cordobés no había perdido ni el pelo de la dehesa de Palma del Río, ni el sentimiento de clase, se vengaba de su utilización por el régimen como adormidera televisiva de reivindicaciones sindicales, aquello que sus actuaciones del 1º de Mayo eran como las demostraciones de los coros y danzas del verticalismo en el estadio Santiago Bernabeu, que era como Franco, pero presidiendo el Real Madrid.

Que el salto de la rana era una protesta contra la dictadura lo hemos podido establecer según el siguiente silogismo en forma de sofisma que acaban de publicar en la revista de la Fundación de Estudios Taurinos de Bollullos Par del Condado, un tocho así de gordo. A saber, que lo pone allí un profesor de Instituto tipo Aula Taurina, pero muy partidario del toreo de El Fundi, de El Juli y de El Mangui, para que se enteren de lo que vale el peine que no usaba Manuel Benítez.:

1.- Al padre del Cordobés, como al padre de Manolo González, lo fusilaron los nacionales.

2.- A Franco, como inauguraba tantos pantanos, le llamaban de mote Paco Rana, porque va de pantano en pantano.

3. -Luego el salto de la rana era, pues, una protesta contra Franco. Lo de la rana iba por Paco Rana.

¿No iba a surgir poco después la canción protesta contra la dictadura de Franco, pidiendo las libertades? Pues Manuel Benítez se adelantó, e inventó el toreo-protesta, pidiendo de momento la libertad de dar muletazos sin tener absolutamente nada que ver con el arte de la Tauromaquia, ni incluso en su sector de Llapisera. También pedía un millón de pesetas por corrida, el primero que pidió tal cifra, y lo malo es que los Choperas de la época se lo daban, encantados, porque el Cordobes llenaba las plazas y llevaba a los toros a los que no iban desde los tiempos de Manolete.

El Cordobés fue un invento de otro cordobés, un tío con un sombrero la mar de grande, un puro, una tumbaga, creo que unos cuantos dientes de oro y mucho por aquí te quiero ver en el planeta de los toros: Rafael Sánchez El Pipo. Los Califas de Córdoba siempre tienen al lado un inventor, y El Pipo fue a El Cordobés en plan chufla lo que Camará había sido a Manolete en plan serio. El Pipo fue la Secretaría General de Prensa y Propaganda del Movimiento Cordobesista. El Cordobés fue muy bien llevado y traído en una fiesta en la que estaban Antonio Bienvenida, Antonio Ordóñez, Curro Romero, pero la gente llenaba las plazas para ver a su cocacola taurina, su 600 de la tauromaquia, su encarnación desarrollista del maletilla que sueña con ser matador.

Con el cortijo Villalobillos, con una avioneta, con una francesa para él solo en la España de la castidad obligatoria, hasta con una plaza portátil, La Guerrillera, para hacer la guerra taurina por su cuenta, El Cordobés se hizo millonario podrido con los toros, se desclasó y dejó en 1972 de dar el salto de la rana contra la dictadura que simbolizaba. Aquel trueno vestido de luces sentó la cabeza y se retiró a sus latifundios. Así, degenerando, degenerando, aparece en las fotografías muy sonriente con Franco, invitado especial a las monterías del Caudillo. Quiero decir que El Cordobés estaba encantado de ir a las monterías con aquel militar sublevado que en el verano de 1936 mandó dar por Andalucía una batida de obreros, sindicalistas y republicanos, montería en la que cayó el padre de Manuel Benítez. Ni que decir tiene que El Cordobés no llevaba luto por él cuando sonreía con dientes en las monterías de Franco.

Fuente: Revista de la Fundación de Estudios Taurinos de Bollullos Par del Condado

3 comentarios:

  1. Hay un olvido en todo el artículo,El Cordobés fue un mandón de la fiesta y tenía de teloneros a los mejores del momento y recuerden quienes eran y al del "rincón" lo hizo tomar la decisión de no altenar con él,como le decían sus allegados es un tren.Estuvo en la fiesta desde el año 63 hasta su retiro.Las cosas como son.
    P.D. Tiene el artículo mucha coincidencia con el poema de Machado y el señor de Mañara. Camará y el Pipo,apoderaron a los dos últimos Califas de Córdoba.
    L.C.B.

    ResponderEliminar
  2. El Cordobés,tuvo un particular estilo,gran personalidad y valor a raudales.
    Devolvió la pasión a los tendidos,creó una nueva afición,toreando al natural tiene su lugar en la historia.No puede gustar al aficionado,pero tampoco tiene cabida ser injusto.
    U.A.S.

    ResponderEliminar
  3. Sobre todo la derecha del "melenas" era poderosa.
    El artículo sólo pretende ubicarnos en el contexto social en el que se dieron los hechos.

    El Calesero.

    ResponderEliminar